4 Notas de Historia 
El Panteón Social
Por la Comisión Directiva
Como toda Sociedad de Socorros mutuos que se precie como tal, sobre todo si nos situamos a fines del Siglo XIX en la todavía irredenta Argentina de “la” América, uno de los primeros objetivos a cumplir por ese grupo de pioneros fundadores de la Societa Italiana Unione e Stella fue conseguir un lugar donde descansar en paz ellos, sus familias, y todos los “paisanos” futuros cohabitantes de la zona.
Así fue que se inició la construcción en el Cementerio de Lomas de Zamora del Panteón de la Sociedad Italiana, y que, como toda obra de gran magnitud de proyección a la sociedad fuera motivo de controversias, polémica, y, por tratarse de una prestación tan vinculada a los afectos, desde reconocimientos eternos y profundos hasta disgustos y sinsabores prolongados en el tiempo y las personas.
En efecto, ésta que hoy podría ser una prestación más de cualquier servicio social más o menos completo, en su momento marcaba un hito diferenciador, al punto tal que en el lenguaje quedó inserto como una descripción del lugar que ocupaba en la sociedad aquél que “no tenía dónde caerse muerto”. Pues los italianos de Lomas de Zamora sí tenían, y aún lo tienen, aunque el tema del panteón sea recurrente en las reuniones de la Comisión Directiva, la cual, aplicando un Reglamento tan viejo como generoso y explícito deba hacer malabarismos entre las obras de mantenimiento y la demanda para mantener vigente esta obra iniciada por sus antecesores, fieles al espíritu de aquéllos, y acordes a los tiempos y circunstancias de hoy.
 

Notas de Historia

1

La sociedad de los italianos, por Luis Angel Legnani

2

Esta es una historia igual a tantas otras, por Cristina Canepa

3

El madrinazgo del Coliseo Italiano, por Enrique A. Pirotta Ucha

4

El Panteón Social, por la Comisión Directiva
 

 

Diseñada para una resolución de pantalla de 800 x 600 px
Es propiedad de la Sociedad Italiana Unión y Estrella | Hosting: Dinasisweb